lunes, 28 de diciembre de 2009

Propuesta de calendario

video

DESEOS PARA EL AÑO NUEVO:

«Paciencia para aceptar lo que no puedo cambiar,
voluntad para cambiar lo que sí puedo
y, sobre todo sabiduría, para distinguir lo uno de lo otro.» (Marco Aurelio)

viernes, 25 de diciembre de 2009

Los dioses esperan



EL CORAZÓN QUE RÍE

Tu vida es tu vida
no dejes que sea golpeada contra la húmeda sumisión
mantente alerta
hay salidas
hay una luz en algún lugar
puede que no sea mucha luz pero
vence a la oscuridad
mantente alerta
los dioses te ofrecerán oportunidades
conócelas
tómalas
no puedes vencer a la muerte pero
puedes vencer a la muerte en la vida, a veces
y mientras más a menudo aprendas a hacerlo
más luz habrá
tu vida es tu vida
conócela mientras la tengas
tú eres maravilloso
los dioses esperan para deleitarse
en ti.

Charles Bukowski


Escuchar: Procol Harum, Homburg

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Felices Fiestas

video

Si quieres ver un vídeo terroríficamente navideño pincha aquí: El refugio de Cuarzo, y para escuchar una buena selección de canciones de Navidad aquí: Cada día un cantar.
¡Felices Fiestas a tod@s desde El cau de Cati!

lunes, 21 de diciembre de 2009

La más fashion

Soy tu madre
El mundo de Hello Kitty, la gatita más fashion, se vuelve cada vez más excéntrico.

A pesar de su aparente inocencia y de ser un personaje ideado en principio para niñas, la gatita creada hace 35 años por la multinacional japonesa Sanrio con el lema "un pequeño regalo puede llevar una gran sonrisa", se ha convertido en un enorme negocio, que tiene en España una de sus principales puntas de lanza en Europa, y que pretende conquistar al público adulto en el próximo año.

Tal vez por eso, puedes encontrar con la imagen de la dulce gatita desde un vibrador hasta un fusil AK-47. Nos guste o no, Hello Kitty es un objeto de culto en todo el mundo, aunque no consigo entender tanta fascinación, que a la vista de los productos existentes, definiría como anormal.

El mundo de Hello Kitty es uno de los lugares más diversos e impredecibles de todo el universo: incluye una amplia colección de productos extraños en casi todas las categorías imaginables, hasta el punto de que es difícil decir cuál es el más raro: aparte de los mencionados, hay lentillas, implantes dentales, neumáticos, condones, compresas, salchichas, pomada para la picadura de insectos,... En fin, no acabaría nunca...
No me digan que no es para colgarse...
Entre las anécdotas más insólitas relacionadas con el personaje, me ha llamado la atención una noticia llegada desde Thailandia: allí, los policías que cometan faltas leves, tales como llegar tarde al trabajo, aparcar indebidamente o tirar basura a la calle, deberán llevar durante varios días brazaletes de Hello Kitty. El objetivo es causar vergüenza en quien lo lleva, con el fin de mejorar la disciplina de los agentes: "Esto ayuda a crear disciplina. No debemos dejar que las ofensas pequeñas pasen desapercibidas".

¿¿A quién tendrían que llevar en nuestro país??

jueves, 17 de diciembre de 2009

Lo llevo en mi corazón

Gosia Janik

LLEVO TU CORAZÓN CONMIGO

Llevo tu corazón conmigo (lo llevo en mi corazón)
nunca estoy sin él (tú vas dondequiera que yo voy, amor mío); y todo lo que hago
por mí mismo lo haces tú también, amada mía.
No temo al destino (pues tú eres mi destino, mi amor)
no deseo ningún mundo (pues hermosa tú eres mi mundo, mi verdad)
y tú eres todo lo que una luna siempre ha sido y todo lo que un sol cantará siempre eres tú.
He aquí el más profundo secreto que nadie conoce (he aquí la raíz y el brote del brote y el cielo del cielo de un árbol llamado vida; que crece más alto de lo que un alma puede esperar o una mente puede ocultar) y éste es el prodigio que mantiene a las estrellas separadas.
Llevo tu corazón (lo llevo en mi corazón).

E.E. Cummings, I carry your heart with me

Fotografía: Gosia Janik

martes, 15 de diciembre de 2009

Más estrellas que en el cielo




Protagonistas: Douglas Fairbanks, Rodolfo Valentino, Charles Chaplin, James Cagney, Spencer Tracy, Fredric March, Errol Flynn, Fred Astaire, Clark Gable, Lawrence Olivier, Gary Cooper, Humphrey Bogart, James Stewart, Tyrone Power, Cary Grant, Henry Fonda, Robert Mitchum, John Wayne, Kirk Douglas, Gene Kelly, Burt Lancaster, William Holden, Marlon Brando, James Dean, Rock Hudson, Montgomery Clift, Anthony Quinn, Gregory Peck, Richard Burton, Jack Lemmon, Sean Connery, Sidney Poitier, Charlton Heston, Steve McQueen, Peter O'Toole, Paul Newman, Clint Eastwood, Robert Redford, Dustin Hoffman, Roy Scheider, Warren Beatty, Dennis Hopper, Al Pacino, Jack Nicholson, Robert de Niro, Gene Hackman, Jon Voight, Harrison Ford, Kevin Kline, Kevin Costner, Michael Douglas, Christopher Walken, Mel Gibson, Sean Penn, John Travolta, Antonio Banderas, Tim Robbins, Samuel L. Jackson, Tom Hanks, Denzel Washington, Tom Cruise, Brad Pitt, Russell Crowe, Kevin Spacey, Will Smith, Jamie Foxx, Leonardo di Caprio, Johnny Depp, Matt Damon, George Clooney

Para ver las chicas pinchar aquí: Mujeres de cine

jueves, 10 de diciembre de 2009

Estrategia militar

Veni, vidi, vici

Cuenta la historia que alrededor del año 500 A.C., el rey Cambises de Persia (hijo de Ciro el Grande) había sitiado la ciudad egipcia de Pelusio, (la actual Tisseh) sin lograr doblegar sus fuerzas militares. Entonces tuvo la brillante idea de colocar en cada escudo de sus soldados un gato, (no se sabe de dónde sacaron tantos gatos de golpe, pero...) sabiendo de la adoración que tenían los egipcios por el pequeño felino. Dicen que fueron seiscientos soldados con seiscientos gatos. Los egipcios, a las órdenes de Psametico III, suspendieron la lucha por temor de lastimar a los gatos y así Cambises tomó tranquilamente la ciudad. Obviamente, a los persas les importaba muy poco lo que les podría pasar a los gatos en el frente de batalla...

Otra historia de la segunda guerra mundial contada por Fernand Méry en su libro "Como conocer a su gato", dice que Inglaterra necesitaba ayuda de Birmania para la construcción de una ruta estratégica para los aliados, pero los birmanos, influenciados por la propaganda japonesa, se negaban a dársela.

Un coronel inglés, Gato sagrado de Birmaniaque conocía las costumbres y creencias del pueblo birmano, hizo pintar gatos blancos en los vehículos militares y en el trazado de la ruta; además se ordenó a los aviadores ingleses y norteamericanos que consiguieran gatos blancos como fuera y los llevaran a sus bases.

Como estos felinos eran considerados sagrados, la población local interpretó que los dioses estaban de parte de los aliados, ya que sus gatos se habían asentado cómodamente en sus bases y, a partir de entonces comenzaron a colaborar con los ingleses, ignorando la propaganda nipona.

En fin, como dijo el genio: "El verdadero problema está en los corazones y las mentes de los hombres. Es más fácil hacer mutar el plutonio que el espíritu malvado del hombre." (Albert Einstein)

Escuchar: El hombre puso nombre a los animales

miércoles, 9 de diciembre de 2009

Nocturno

Susan Faye

Molts jardins amb peònies, / Muchos jardines con peonias,
lilàs i pèsols / lilas y guisantes
d'olor, són lloc de bon estar, / de olor, son lugar de bienestar,
quan ja la lluna abaixa / cuando ya la luna baja
la veu i, sense fer remor, / la voz y, sin hacer rumor,
pels engorjats del vespre / por los desfiladeros del anochecer
s'allunya la tartana / se aleja la tartana
del desesper. / del desespero.El dia torça el coll / El día tuerce el cuello
com una espiga plena. / como una espiga llena.
La nit és tota per nosaltres. / La noche es toda para nosotros.
Encén el vi. / Enciende el vino.
Joan Vinyoli

Ilustración: Susan Faye, 365 Cat Ladies

Escuchar: Maria del Mar Bonet, Dolça remor de cada tarda

viernes, 4 de diciembre de 2009

Como el perro y el gato

¡A mí no me des la espalda!

Se usa la expresión "llevarse como el perro y el gato" cuando dos personas se pelean de forma violenta constantemente.
Los perros y los gatos no siempre se llevan mal. Pertenezco a una generación que se educó ¡Ni te menees!en su infancia con las películas antiguas de Disney, aquellas en las que los animales no hacían nunca sus necesidades fisiológicas y las especies convivían unas con otras en el mismo bosque de dibujos animados como si fueran miembros de una asociación de vecinos, aunque mejor avenidos entre sí que los miembros de las humanas comunidades de propietarios. Pero, por simpático que ésto resulte, no deja de ser un error.

Perros y gatos pueden convivir en armonía en un hogar, siempre que se tomen una serie de precauciones. En la conducta comparada entre perros y gatos, los instintos depredadores originarios de los segundos, se encuentran mucho más presentes que los del perro, que se inclinan más por los hábitos carroñeros. Sólo una cuestión de tamaño impide por lo general que sea el gato el ganador de cualquier trifulca entre ellos.

¡Qué paciencia!Es aconsejable evitar abandonar la casa con perro y gato solos en una habitación: depende de cuál de los dos haya llegado antes y de cómo se haya llevado a cabo el proceso de socialización entre ellos. Pero, por si acaso, mejor ir con cuidado.

La presencia de un perro puede producir la aparición de comportamientos de ansiedad en los gatos, como el rechazo de la comida o de su caja de arena, sobre todo, en los casos en que el gato estaba en casa antes de la llegada del perro. Si esto sucede, lo más prudente es trasladar al gato a una zona tranquila de la casa hasta que se complete su aclimatación a los nuevos olores, sonidos y costumbres asociados a la presencia del perro.

Si la segunda mascota no es un perro, sino un pajarito, peces, roedores, etc..., la solución de un ¡Cucú!posible conflicto entre especies se inclina peligrosamente del lado del gato, pues cualquiera de las mascotas citadas se encuentra dentro del reportorio de presas grabado en el instinto atávico del felino doméstico. Qué decir si nuestro gato está cogido de la calle: lo normal es que venga enseñado por su madre a cazarlos.

Así que aquí sí hay que ser rigurosos, porque aunque los de Disney consideren que una pantera puede convertirse en la mejor amiga de una boa, la realidad es que nuestro gato no verá en la iguana mucho más que un suculento bocado. Así es la vida.

Fuente: Antonio Perea, El mundo del gato (Abril-Mayo 2009)

Escuchar: Umberto Tozzi, Te amo

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Piratería

¡La bolsa o la vida!
Piratas, corsarios, bucaneros, filibusteros,... Puede decirse casi sin lugar a dudas que la piratería existe desde que existe la navegación. Plutarco, hacia el año 100 de nuestra era, da la primera definición: los piratas son aquellos marinos que atacan sin autorización legal no sólo barcos, sino también ciudades costeras.

El corsario es un pirata con una autorización legal: un documento llamado patente de corso, otorgado por un estado, que autoriza a un particular o particulares a atacar barcos y puertos enemigos, usualmente compartiendo el botín.

Bucaneros y filibusteros son sinónimos de pirata, pero solamente en el ámbito del Caribe. La piratería en aguas americanas fue una clara expresión de los conflictos geopolíticos y religiosos europeos entre los siglos XVI y XVIII. La España católica era la gran potencia europea de la época, y era dueña de los tesoros de América. Sus principales rivales (Francia, y más adelante los estados protestantes de Inglaterra y Holanda) carecieron hasta bien entrado el siglo XVII del suficiente poder como para imponerle condiciones al orgulloso león ibérico, y entonces recurrieron a la guerra de corso en donde era más débil: en sus aisladas y mal defendidas posesiones del Nuevo Mundo y en sus demasiado extensas líneas de comunicación.

El caso holandés es especialmente interesante. Las Provincias Unidas eran una pequeña república sumida en una guerra de liberación casi permanente contra España desde 1568 hasta 1648. Los corsarios holandeses eran empleados de compañías dirigidas por la clase dirigente del país, respetables burgueses de Amsterdam o Rotterdam que La del pirata cojo...(para nada por casualidad) también estaban dando nacimiento al sistema capitalista moderno. La participación en el botín estaba fijada por contrato, y hasta se preveía un sistema de compensación para los lisiados por heridas en combate.

El negocio era tan fabuloso que pronto hubo quienes se liberaron de las incómodas sociedades con los estados nacionales y los hombres de negocios y se lanzaron por la suya. Estos aventureros se unieron en sorprendentes hermandades igualitarias que trascendían las diferencias de idioma, raza y hasta de sexo (pues hubo capitanas piratas, como Anne Bonney y Mary Read) en pos de un sueño común: el oro ajeno.

La edad de oro de la piratería americana tuvo lugar en la última mitad del siglo XVII, en coincidencia con la acentuación de la decadencia del poder español. Pero como la ecuación de poder internacional cambió de signo, los piratas, con su molesta costumbre de a veces no hacer distinción de banderas cuando de robar se trataba, dejaron de ser un instrumento necesario y se transformaron en una molestia: hubo leyes inglesas contra la piratería en 1680 y 1699, y en 1716 se lanzó la campaña de exterminio definitiva. Para 1730, ya eran historia.

A partir de este momento, las historias de piratas fueron una más de las formas de cultivar la nostalgia. Paradójicamente, esto fue vital para el éxito masivo del género. Los autores pudieron comenzar a modelar y recrear los personajes a su arbitrio, atribuyéndoles una ferocidad o un espíritu caballeresco más acorde con las necesidades del texto que con la realidad histórica. De hecho, el ennoblecimiento de esta variante marítima del latrocinio facilitaba la identificación del lector con el pirata, operación de éxito casi imposible si el autor se atenía a la historia.
Errol y Olivia en el capitán Blood
Este giro también tuvo sus aspectos políticos: los autores anglosajones (y luego el cine de Hollywood) se esforzaron por revestir de nobles ideales una actividad cuyo motor siempre fue la mera codicia. Y es que Inglaterra simplemente le debía demasiado a sus lobos de mar, como el famoso Sir Francis Drake. Así surgió el estereotipo del caballeresco pirata inglés que combate por la libertad, contrapuesto al del cruel gobernador español, casi siempre el padre de la única española bonita. Que, obviamente, se derrite por el filibustero.

En una imaginaria biblioteca de historias marinas, habría sin duda vastos anaqueles destinados a las ficciones literarias sobre piratas y corsarios, entre ellas, mi preferida, La isla del tesoro, de Robert L. Stevenson. En esta web encontrarás algunas más: Ficciones literarias sobre piratas y corsarios.

Los piratas siguen existiendo, al menos en Somalia, y el término "piratería" ha llegado hasta nuestros días para referirse a la copia y/o venta de obras culturales (literarias, musicales, audiovisuales, de software o invenciones) efectuada sin el consentimiento del titular de los derechos de autor o, en su defecto, sin autorización legal. Temas polémicos y de plena actualidad para debatir mientras esperamos la cuarta, la quinta o la sexta entrega de "Piratas del Caribe", no sé, yo me sigo quedando con Errol Flynn y con Iván Ferreiro.

¡Ah, y por las barbas de Satanás, pincha en las fotos para ver y oír más cosas!