viernes, 27 de febrero de 2009

Para vivir

Pablo Milánes
El músico cubano Pablo Milanés decía en una entrevista que una de sus obsesiones es el desgaste de la pareja: "La pareja instituida, casada, con un contrato, está en crisis desde hace mucho tiempo, pero es algo ignorado en los libros, las asignaturas sociales, y también en las canciones. Se habla de desengaño, de conquistar a una muchacha o un hombre, pero nunca de estos conflictos. Entonces yo decidí hacerlo. Da la casualidad de que me he divorciado cuatro o cinco veces, pero no son canciones autobiográficas. Soy un vehículo para decir algo que está pasando socialmente y que la gente ignora."

"Para vivir" (1967), es una de sus más emotivas canciones al respecto, y esta versión que hace de ella el malogrado Enrique Urquijo supera tanto en sentimiento e intensidad al original que parece que PaEnrique Urquijoblo Milanés la hubiera compuesto expresamente para él. Su forma de cantarla, de sentir y llorar cada palabra, desde el primer arpegio de la guitarra hasta que se apaga el sonido del acordeón al final es una obra maestra.

La voz de Enrique podía transmitirlo todo, podía destilar la tristeza y la melancolía hasta convertirlas en consuelo y eso, es algo que logran muy pocos. Enrique grabó este tema para su segundo disco con su grupo Los Problemas, pero no la incluyóLos Secretos, Ojos de gata porque quienes la escucharon entonces le dijeron que era “muy deprimente”. Craso error. Como decía el crítico Robert Ebert: “No hay ningún buen álbum que sea deprimente. Sólo los malos álbumes son deprimentes”.

Juzguen ustedes mismos. "Para vivir" es una de esas canciones que deja marcado para siempre a quién la escucha, la puedes estar oyendo toda la vida y te sigue emocionando como la primera vez. Aprendamos a amar... para vivir...

2 comentarios:

cuarzo dijo...

Hola gatita, ni que decir tiene que la letra de la cancion es muy buena con mucho sentimiento y llega muy adentro,pero demasiado triste.
Yo personalmente no la olvidare nunca, pero tanpoco la escuchare mas, demasiado triste para los tiempos que corren, en fin me gusta, pero mejor reir que llorar. un besito gatita.

Anónimo dijo...

Hola Cati, no puedo dejar de escuchar esta canción desde que la descubrí, aunque me duela, aunque me haga llorar. No se puede transmitir más al cantar, lo has descrito muy bien.