lunes, 18 de febrero de 2013

El Mar de John Banville VI


"Salimos a la luz del día como si pisáramos un nuevo planeta en el que sólo viviéramos nosotros."
 
 

"Siempre he poseído la convicción, inmune a todas las consideraciones racionales, de que en algún momento futuro y sin especificar, el permanente ensayo que es mi vida, con sus numerosas malinterpretaciones, sus deslices y pifias, terminará, y la obra propiamente dicha, para la que me he estado preparando siempre y con tanto ahínco, comenzará por fin. Es una ilusión muy corriente, lo sé, todo el mundo la tiene."


"La felicidad era diferente en la infancia. Entonces se trataba tan sólo de acumular, de coleccionar cosas -nuevas experiencias, nuevas emociones- y aplicarlas como si fueran relucientes azulejos en lo que algún día sería el maravillosamente acabado pabellón de yo. Y la incredulidad, eso también era parte importante de ser feliz, me refiero a esa eufórica incapacidad de creerte del todo tu buena suerte."


"...y yo tan sólo allí de pie, no sé en qué estaba pensando, no recuerdo que pensara en nada. Hay veces así, no muchas, en las que la mente simplemente se vacía."


"¿Acaso no ha sido siempre mi objetivo, no es, de hecho, el objetivo secreto de todos nosotros, dejar de ser carne y transformarnos por completo en la sutileza del espíritu que ya no sufre?"


"¿Es extraño, verdad, la manera en que se alojan en la mente las cosas a las que aparentemente no prestamos atención?



"Se marcharon, los dioses, el día de la extraña marea."

 

"Sí, las cosas perduran, mientras la vida pasa."

John Banville
Fragmentos de "The Sea" (2005)

Pinturas: Maxfield Parris, Alex Gross, Yang Feiyun, Tokuhiro Kawai (4, 5, 6 y 7), Antonio Capel