miércoles, 12 de agosto de 2009

Capitalismo ahora

Pirámide del capitalismo
Este famoso póster diseñado por los señores Nedeljkovich, Brashich, and Kuharich, fue realizado en 1911 para el sindicato norteamericano Industrial Workers of the World, fundado en 1905. El segundo póster, cuyo autor desconozco, ilustra bastante bien los cambios ocurridos desde entonces (pinchar en las ilustraciones para ver en grande).

No es que las cosas hayan cambiado mucho en lo fundamental, la base sigue siendo la misma: los millones de hombres y mujeres que trabajan para sobrevivir; creo que esta pirámide sigue siendo la mejor ilustración de lo que verdaderamente significa el capitalismo y cómo funciona en nuestra sociedad, pero actualmente, habría que añadir o modificar algunas cosas:

- El segundo nivel ya no está ocupado por la aristocracia, claro, pero tampoco por los jefes de Capitalism nowestado, sino por las corporaciones globales (multinacionales, banca,...), que presionan a los gobernantes y a la justicia para que estos hagan lo que un puñado de magnates quiere. La consigna es libertad de mercados y gobiernos limitados.

- El papel de "atontador" ya no está en manos de la religión (al menos en los países occidentales) sino de los grandes medios de comunicación, que además pertenecen a esas mismas corporaciones globales. Nos transmiten su visión de la realidad y nos bombardean con fórmulas que debemos seguir para estar mejor. También podría incluirse aquí a la industria farmacéutica que permite hacer más llevadera esta realidad tan hostil.

- Para salvaguardar el funcionamiento del sistema, las "fuerzas de seguridad" siguen llevando a cabo toda acción necesaria (tanto interna como externamente) para mantener el statu quo del poder establecido. Internamente, el estado policial y la justicia siguen protegiendo a los ricos (políticos, especuladores y demás) y se muestra implacable con los que alimentan la pirámide. Externamente, la invasión de Irak es un claro ejemplo de cómo los Estados suelen responder y asociarse a los intereses de las grandes corporaciones.

- La nueva burguesía, un peldaño más abajo, base social del poder establecido y siempre oportunista, se compone de individuos que han aprendido cómo hacer para que el dinero, los bienes, productos y la gente trabajen para ellos. La mayor diferencia que se encuentra con las viejas burguesías es, quizás, el desparpajo que tienen para "hacer trampa" en casi todos los negocios que emprenden.

- Por último, y como siempre, quienes trabajan y pagan impuestos son los que soportan la estructura del capitalismo. ¿Cuál es el premio por tanto esfuerzo? Una fugaz felicidad producto de haber consumido ese bien o servicio tan preciado, y encima ni siquiera somos capaces de cuestionarlo. "El vivo vive del bobo y el bobo de su trabajo".
IWW
Entrada relacionada: La crisis

Dibujo: Ralph Chaplin creó la imagen del gato negro en posición de ataque, como símbolo de la IWW.

Escuchar: Capitalismo, La Polla Records
Lo he visto aquí: Catanpeist, Wikipedia

6 comentarios:

DE INTERES dijo...

Mi querido amigo: Muy bien dicho, voto por tí: La pirámide es perfecta para el caso. Y si la religion ha dejado de ser el opio de los pueblos, y s u lugar lo toman tal como dices los medios y la industria farmaceutica (para soportar la vida...???). Un abrazzote

Jose dijo...

magnfico

me ha gustado una barbaridad

la segunda es genial, con el poderoso en el centro de todo

y las palabras de la entrada tammbién

un abrazo

Cati dijo...

Gracias a los 2 y un abrazo ¡proletarios del mundo uníos! Ay, no, que ya no quedan casi proletarios...

Cuarzo dijo...

Perfectamente expicado, lo unico es que la piramide se esta invirtiendo, me explico cada vez la base de la piramide es mas debil, pues cada vez trabajamos menos gente y tenemos que soportar mas peso.

Estupendo post. Un beso tkm.

Anónimo dijo...

Típicos dibujos y comentarios de izquierdistas ¨caviar" que critican al capitalismo y a occidente, pero ni locos pierden su status quo de primer mundo capitalista con todas las comodidades que ofrece. Cuanto fariseismo!

Cati dijo...

Puede que tengas razón, anónimo, ¿tú qué propones?