jueves, 28 de febrero de 2013

Madre, en tu día


Madre, llévame a la cama.
Madre, llévame a la cama,
que no me tengo de pie.
Ven, hijo, Dios te bendiga
y no te dejes caer.

No te vayas de mi lado,
cántame el cantar aquél.
Me lo cantaba mi madre;
de mocita lo olvidé,
cuando te apreté a mis pechos
contigo lo recordé.

¿Qué dice el cantar, mi madre,
qué dice el cantar aquél?
No dice, hijo mío, reza,
reza palabras de miel;
reza palabras de ensueño
que nada dicen sin él.

¿Estás aquí, madre mía?
porque no te logro ver....
Estoy aquí, con tu sueño;
duerme, hijo mío, con fe.

Miguel de Unamuno

Pintura: Antonio de Puga

2 comentarios:

María Asturias dijo...

Bello el Poema de Unamuno y la pintura de Puga, que nos traes, un fuerte abrazo

Cati dijo...

Gracias, María y un abrazo.