martes, 13 de diciembre de 2011

Sábado por la tarde

video

lunes, 21 de noviembre de 2011

Felicidades Licenciada

Graduación Laura

Cumplir una meta en la vida es una gran alegría. El tuyo es un triunfo merecido después de una carrera plagada de esfuerzos y obstáculos que el pasado viernes se vieron recompensados por fin con tu flamante título de licenciada. Ahora comienza una nueva etapa que espero esté llena de éxitos profesionales. Mantén la ilusión y la capacidad de trabajo que has demostrado hasta ahora y lucha siempre por conseguir tus sueños. Felicidades, cariño, estoy muy orgullosa de ti.

jueves, 17 de noviembre de 2011

Poemas del Milenio XXXI



ROMANCE DE ABENÁMAR Y EL REY DON JUAN


-¡Abenámar, Abenámar,
moro de la morería,
el día que tú naciste
grandes señales había!
Estaba la mar en calma,
la luna estaba crecida;
moro que en tal signo nace
no debe decir mentira.
Allí respondiera el moro,
bien oiréis lo que decía:
-No te la diré, señor,
aunque me cueste la vida.
-Yo te agradezco, Abenámar,
aquesta tu cortesía.
¿Qué castillos son aquéllos?
¡Altos son y relucían!
-El Alhambra era, señor,
y la otra la mezquita;
los otros los Alixares,
labrados a maravilla.
El moro que los labraba
cien doblas cobraba al día,
y el día que no los labra,
otras tantas se perdía:
desque los tuvo labrados
el rey le quitó la vida
porque no labre otros tales
al rey de Andalucía.
El otro es Torres Bermejas,
castillo de gran valía;
el otro Generalife,
huerta que par no tenía.
Allí hablara el rey don Juan,
bien oiréis lo que decía:
-Si tú quisieras, Granada,
contigo me casaría;
daréte en arras y dote
a Córdoba y a Sevilla.
-Casada soy, rey don Juan,
casada soy, que no viuda;
el moro que a mí me tiene
muy grande bien me quería.

(de Romancero, siglo XV)

jueves, 3 de noviembre de 2011

Islandia, el camino que no tomamos

Masaki Shinozaki

Los mercados financieros están celebrando el pacto alcanzado en Bruselas a primera hora del jueves. De hecho, en relación con lo que podría haber sucedido (un amargo fracaso para ponerse de acuerdo), que los dirigentes europeos se hayan puesto de acuerdo en algo, por imprecisos que sean los detalles y por deficiente que resulte, es un avance positivo.

Pero merece la pena retroceder para contemplar el panorama general, concretamente el lamentable fracaso de una doctrina económica, una doctrina que ha infligido un daño enorme tanto a Europa como a Estados Unidos.

La doctrina en cuestión se resume en la afirmación de que, en el periodo posterior a una crisis financiera, los bancos tienen que ser rescatados, pero los ciudadanos en general deben pagar el precio. De modo que una crisis provocada por la liberalización se convierte en un motivo para desplazarse aún más hacia la derecha; una época de paro masivo, en vez de reanimar los esfuerzos públicos por crear empleo, se convierte en una época de austeridad, en la cual el gasto gubernamental y los programas sociales se recortan drásticamente.

Nos vendieron esta doctrina afirmando que no había ninguna alternativa -que tanto los rescates como los recortes del gasto eran necesarios para satisfacer a los mercados financieros- y también afirmando que la austeridad fiscal en realidad crearía empleo. La idea era que los recortes del gasto harían aumentar la confianza de los consumidores y las empresas. Y, supuestamente, esta confianza estimularía el gasto privado y compensaría de sobra los efectos depresores de los recortes gubernamentales.

Algunos economistas no estaban convencidos. Un escéptico afirmaba cáusticamente que las declaraciones sobre los efectos expansivos de la austeridad eran como creer en el "hada de la confianza". Bueno, vale, era yo.

Pero, no obstante, la doctrina ha sido extremadamente influyente. La austeridad expansiva, en concreto, ha sido defendida tanto por los republicanos del Congreso como por el Banco Central Europeo, que el año pasado instaba a todos los Gobiernos europeos -no solo a los que tenían dificultades fiscales- a emprender la "consolidación fiscal".

Y cuando David Cameron se convirtió en primer ministro de Reino Unido el año pasado, se embarcó inmediatamente en un programa de recortes del gasto, en la creencia de que esto realmente impulsaría la economía (una decisión que muchos expertos estadounidenses acogieron con elogios aduladores).

Ahora, sin embargo, se están viendo las consecuencias, y la imagen no es agradable. Grecia se ha visto empujada por sus medidas de austeridad a una depresión cada vez más profunda; y esa depresión, no la falta de esfuerzo por parte del Gobierno griego, ha sido el motivo de que en un informe secreto enviado a los dirigentes europeos se llegase la semana pasada a la conclusión de que el programa puesto en práctica allí es inviable. La economía británica se ha estancado por el impacto de la austeridad, y la confianza tanto de las empresas como de los consumidores se ha hundido en vez de dispararse.

Puede que lo más revelador sea la que ahora se considera una historia de éxito. Hace unos meses, diversos expertos empezaron a ensalzar los logros de Letonia, que después de una terrible recesión se las arregló, a pesar de todo, para reducir su déficit presupuestario y convencer a los mercados de que era fiscalmente solvente. Aquello fue, en efecto, impresionante, pero para conseguirlo se pagó el precio de un 16% de paro y una economía que, aunque finalmente está creciendo, sigue siendo un 18% más pequeña de lo que era antes de la crisis.

Por eso, rescatar a los bancos mientras se castiga a los trabajadores no es, en realidad, una receta para la prosperidad. ¿Pero había alguna alternativa? Bueno, por eso es por lo que estoy en Islandia, asistiendo a una conferencia sobre el país que hizo algo diferente.

Si han estado leyendo las crónicas sobre la crisis financiera, o viendo adaptaciones cinematográficas como la excelente Inside Job, sabrán que Islandia era supuestamente el ejemplo perfecto de desastre económico: sus banqueros fuera de control cargaron al país con unas deudas enormes y al parecer dejaron a la nación en una situación desesperada.

Pero en el camino hacia el Armagedón económico pasó una cosa curiosa: la propia desesperación de Islandia hizo imposible un comportamiento convencional, lo que dio al país libertad para romper las normas. Mientras todos los demás rescataban a los banqueros y obligaban a los ciudadanos a pagar el precio, Islandia dejó que los bancos se arruinasen y, de hecho, amplió su red de seguridad social. Mientras que todos los demás estaban obsesionados con tratar de aplacar a los inversores internacionales, Islandia impuso unos controles temporales a los movimientos de capital para darse a sí misma cierto margen de maniobra.

¿Y cómo le está yendo? Islandia no ha evitado un daño económico grave ni un descenso considerable del nivel de vida. Pero ha conseguido poner coto tanto al aumento del paro como al sufrimiento de los más vulnerables; la red de seguridad social ha permanecido intacta, al igual que la decencia más elemental de su sociedad. "Las cosas podrían haber ido mucho peor" puede que no sea el más estimulante de los eslóganes, pero dado que todo el mundo esperaba un completo desastre, representa un triunfo político.

Y nos enseña una lección al resto de nosotros: el sufrimiento al que se enfrentan tantos de nuestros ciudadanos es innecesario. Si esta es una época de increíble dolor y de una sociedad mucho más dura, ha sido por elección. No tenía, ni tiene, por qué ser de esta manera.

PAUL KRUGMAN
(Paul Krugman es profesor de Economía en Princeton y premio Nobel 2008. 2001. New York Times Service. Traducción de News Clips.)

Fuente: elpaís.com

Ilustración: Masaki Shinozaki

viernes, 28 de octubre de 2011

El Mar de John Banville IV



«Cómo divaga la mente, incluso en las ocasiones más concentradas.»

«Me imagino a un viejo navegante dormitando junto al fuego, viviendo por fin en tierra, y la tormenta invernal haciendo vibrar los marcos de las ventanas. Quién pudiera ser él. Haber sido él.»

«Todo el mundo parece más joven que yo, incluso los muertos. los veo allí, a mis pobres padres, jugando a que lo nuestro era un hogar en la infancia del mundo. Su infelicidad fue una de las constantes de mis primeros años (...). Yo no los odiaba. Los quería, probablemente. Sólo que se entrometían en mi camino, me impedían ver el futuro.»

«¿Quién conoce las congojas que desgarran el corazón de un muchacho?»

«Oh, mamá, que poco te comprendí, pensando que tú comprendías muy poco.»

«Hay veces, y hoy en día ocurren cada vez más a menudo, en las que me parece que no sé nada, cuando todo lo que he hecho parece habérseme ido de la cabeza como un chaparrón, y por un momento me quedo presa de una consternación que me paraliza, esperando a volver a recordarlo todo, aunque sin certeza ninguna de que vaya a ocurrir.»

«Y no obstante, la gente se va, desaparece. Éste es el mayor misterio, el más grande. Yo también podría irme, oh, sí, podría irme sin avisar y sería como si nunca hubiera existido, sólo que el prolongado hábido de vivir me predispone contra la muerte.»

«Todo ha desaparecido. Todo se ha perdido. Tanto da. Cansado, cansado y borracho. Tanto da.»

John Banville
Fragmentos de El Mar (The Sea, 2005)

Fotografía: El mundo de los gatos

jueves, 27 de octubre de 2011

La Duquesa de Ontario

Alexandra Nedzvetckaya

«... (Hay) un tipo de personaje que se repite mucho en las historias de Alice Munro: la mujer que guarda sus sentimientos y sus pasiones para sí, debajo de una superficie apacible, y que de pronto un día se atreve a hacer algo que le provoca remordimiento pero de lo que no se arrrepiente, porque sabe que no podría haber actuado de otra manera. (...)

Las mujeres de Alice Munro huyen de pronto, desertan, se entregan a aventuras eróticas que saben insensatas pero a las que no quieren renunciar, abandonan a sus familias y renuncian a la respetabilidad social y a la solidez económica para instalarse en ciudades lejanas, en baratos apartamentos alquilados. Obtienen trabajos mediocres, escriben cartas, resisten a cuerpo limpio el cerco de la soledad y el desasosiego de la culpa. No son víctimas del abuso físico, cargadas de razones, o mujeres de una altura intelectual o de romanticismo que sus romos maridos no aceptan ni entienden. No son exactamente buenas, ni positivas, a la manera de esas heroínas como de realismo socialista soviético que abundan en la literatura considerada canónicamente de mujeres. Sus maridos las aman y les tienen respeto, pero ellas no están interesadas en el respeto ni en el amor de sus maridos, y les son infieles con mala conciencia, pero también con perfecta convicción, con una distancia fría que es la misma que a veces dedican a sus hijos. Cuidan a esposos o a padres enfermos, cumpliendo antiguas deudas de ternura, y a la vez sienten la molestia inmensa de esa obligación, y desearían salir huyendo de ella.

En las historias de Alice Munro las protagonistas saben que elegir tiene un precio muchas veces muy alto, y que lo más deseado, lo que más se corresponde con la verdad íntima de uno mismo, puede ser dañino o cruel para otros. Su atención cuidadosa y escrutadora a los sentimientos es un cristal transparente que no se empaña nunca de complacencia ni de sentimentalismo. Sus mujeres tienen la tentación urgente del porvenir y el legado de una memoria que las vincula a un ayer extinguido, opresor y mezquino, marcado por la pobreza y las tristes sombras familiares, pero también iluminado por las sensaciones de la infancia...»

ANTONIO MUÑOZ MOLINA

ALICE MUNRO, HUIDA Y VOCACIÓN
(Fragmentos)

Fuente: blog.javiermarias.es

Pintura: Alexandra Nedzvetckaya, Melancholy

martes, 11 de octubre de 2011

Poemas del Milenio XXX

Iban Barrenetxea

XLVI
Ausias March (h. 1397-h. 1459)


Veles e vents han mos desigs complir
faent camins dubtosos per la mar.
Mestre i Ponent contra d’ells veig armar;
Xaloc, Llevant, los deuen subvenir,
Ab llurs amics lo Grec e lo Migjorn,
fent humils precs al vent Tramuntanal
que en son bufar los sia parcial
e que tots cinc complesquen mon retorn.

Bullirà el mar com la cassola en forn,
mudant color e l’estat natural,
e mostrarà voler tota res mal
que sobre si atur un punt al jorn;
grans e pocs peixs a recors correran
e cercaran amagatalls secrets:
fugint al mar, on són nudrits e fets,
per gran remei en terra eixiran.

Los pelegrins tots ensems votaran
e prometran molts dons de cera fets;
la gran paor traurà al llum los secrets
que al confés descuberts no seran.
En lo perill no em caureu de l’esment,
ans votaré al Déu qui ens ha lligats,
de no minvar mes fermes voluntats
e que tots temps me sereu de present.

Io tem la mort per no ser-vos absent,
perquè Amor per mort és anul·lats;
mas io no creu que mon voler sobrats
pusca esser per tal departiment.
Io só gelós de vostre escàs voler,
que, io morint, no meta mi en oblit;
sol est pensar me tol del món delit
-car, nós vivint, no creu se pusca fer:-

Aprés ma mort, d’amar perdau poder,
e sia tost en ira convertir,
e io forçat d’aquest món ser eixit,
tot lo meu mal serà vós no veer.
Oh Déu!, per què terme no hi ha en amor,
car prop d’aquell io em trobara tot sol?
Vostre voler sabera quant me vol,
tement, fiant de tot l’avenidor.

Io són aquell pus extrem amador,
aprés d’aquell a qui Déu vida tol:
puix io són vin, mon cor no mostra dol
tant com la mort, per sa extrema dolor.
A bé o mal d’amor io só dispost,
mas per mon fat Fortuna cas no em porta;
tot esvetlat, ab desbarrada porta,
me trobarà faent humil respost.

Io desig ço que em porà ser gran cost,
i aquest esper de molts mals m’aconhorta;
a mi no plau ma vida ser estorta
d’un cas molt fér, qual prec Déu sia tost.
lladoncs les gents no els calrà donar fe
al que Amor fora mi obrarà;
lo seu poder en acte es mostrarà
e los meus dits ab los fets provaré.

Amor, de vós io en sent més que no en sé,
de què la part pitjor me’n romandrà;
e de vós sap lo qui sens vós està.
a joc de daus vos acompararé.


Velas y vientos cumplan mi deseo:
harán caminos por la mar dudosos,
contra el Maestre y el Poniente veo
Levante y el Xaloque muy furiosos,
con Griego y Tramontana, que bien creo
le ayudarán con ruegos amorosos;
por qu'estos cinco soplen de manera
que vuelva yo do siempre estar quisiera.

El mar hirviendo como el agua al fuego,
y su color veréys andar mudado;
traerá qualquiera cosa sin sosiego,
que sobre sçi hallarse estando ayrado;
los peces todos juntos yrán luego
lugar buscando oculto y encerrado;
huyendo al mar que los crió y sustenta
en tierra saltarán sin otra cuenta.

Los peregrinos votarán turbados
dones de cera en viéndose en sus puertos;
y el gran pavor descubrirá peccados
qu'en confessión no han sido descubiertos;
Allí os ternán presente mis cuydados
y luego votaré mis votos ciertos,
que nunca havrá mudança, y qu'en ausencia
n'oblidaré vuestra gentil presencia.

La muerte temo por no verme ausente,
por qu'el amor por ella es acabado;
y no se partirá ni se consiente
que partir pueda d'este amor sobrado;
mas vuestro poco amor me mata y siente
el mío, qu'en morir seré olvidado:
sólo este pensamiento me cautiva,
mas no creo que será si vos soys viva.

En yo muriendo no ha de amar ninguno
y amor se queda en yra convertido;
mas quando morir quiera ¿qué importuno
será el dolor d'ausencia y quán crescido?
Si término en amor huviera alguno,
en él yo fuera solo y escogido
y viera vuestro amor si s'estendía,
o si en lo venidero teme o fía.

Yo soy el amador más estremado,
después de los que ya no tienen vida,
por verme bivo y veros no he quexado,
¿cómo haré quando el morir me impida?
A bien o a mal estoy aparejado,
mas no cabe en mí hado haver guarida;
que yo con humildad lo estó esperando,
la puerta le abro y allí estoy velando.

Deseo aquello que ha más de costarme
y la esperança d'esto me recrea;
mi vida no querrá, ni aun yo, salvarme
d'un caso fiero, y pido a Dios que sea;
Las gentes todas luego podrán darme
más fe que no al amor, como se vea
que en actos su poder será mostrado,
y en hechos mostraré lo que he hablado.

(Traducción de Jorge de Montemayor excepto la última estrofa del poema.) Última estrofa:

Amor, siento de ti más de lo que de ti sé,
y en mí perdurará la peor parte de lo que siento;
de ti sabe aquel quien si ti está.
Al juego de datos te compararé.

Ilustración: Iban Barrenetxea

viernes, 7 de octubre de 2011

"Seguid hambrientos. Seguid alocados."

Aleksandr Deineka, Futuro

«(...) En ocasiones la vida te golpea con un ladrillo en la cabeza. No perdáis la fe. Estoy convencido que lo único que me permitió seguir fue que yo amaba lo que hacía. Tenéis que encontrar lo que amáis. Y eso es tan válido para el trabajo como para el amor. El trabajo llenará gran parte de vuestras vidas y la única manera de sentirse realmente satisfecho es hacer aquello que creéis que es un gran trabajo. Y la única forma de hacer un gran trabajo es amar lo que se hace. Si todavía no lo habéis encontrado, seguid buscando. No os detengáis. Al igual que con los asuntos del corazón, sabréis cuando lo habéis encontrado. Y al igual que cualquier relación importante, mejora con el paso de los años. Así que seguid buscando. Y no os paréis.

La tercera historia es sobre la muerte. Cuando tenía 17 años leí una cita que decía algo parecido a "Si vives cada día como si fuera el último, es muy probable que algún día hagas lo correcto". Me impresionó y en los últimos 33 años, me miro al espejo todas las mañanas y me pregunto: "Si hoy fuera en último día de mi vida, ¿querría hacer lo que estoy a punto de hacer?" Y cada vez que la respuesta ha sido "no" varios días seguidos, sé que necesito cambiar algo.

Recordar que moriré pronto constituye la herramienta más importante que he encontrado para tomar las grandes decisiones de mi vida. Porque casi todas las expectativas externas, todo el orgullo, todo el temor a la vergüenza o al fracaso todo eso desaparece a las puertas de la muerte, quedando solo aquello que es realmente importante. Recordar que vas a morir es la mejor manera que conozco para evitar la trampa de pensar que tienes algo que perder. Ya estás desnudo. No hay ninguna razón para no seguir a tu corazón.Appel recuerda a Steve Jobs

(...) Nadie quiere morir. Incluso la gente que quiere ir al cielo, no quiere morir para llegar allá. La muerte es el destino que todos compartimos. Nadie ha escapado de ella. Y es como debe ser porque la muerte es muy probable que sea la mejor invención de la vida. Es su agente de cambio. Elimina lo viejo para dejar paso a lo nuevo. Ahora mismo, vosotros sois lo nuevo, pero algún día, no muy lejano, seréis los viejos. Y seréis eliminados. Lamento ser tan trágico, pero es cierto. Vuestro tiempo tiene límite, así que no lo perdáis viviendo la vida de otra persona. No os dejéis atrapar por dogmas, no viváis con los resultados del pensamiento de otras personas. No permitáis que el ruido de las opiniones ajenas silencie vuestra voz interior. Y más importante todavía, tened el valor de seguir vuestro corazón e intuición, porque de alguna manera ya sabéis lo que realmente queréis llegar a ser. Todo lo demás es secundario.»

iphone
Steve Jobs
Fragmentos del discuso de graduación que impartió el 12 de junio de 2005 en la Universidad de Stanford

Leer aquí el discurso completo: "Encontrad lo que amáis"

Imágenes:

Aleksandr Deineka, Futuro
Appel recuerda a Steve Jobs

jueves, 6 de octubre de 2011

Amar los libros

Alexi Zaitsev

«Siempre creo que todo va a durar para siempre, pero nada dura para siempre. De hecho, nada existe más allá de un instante, salvo las cosas que retenemos en la memoria. Yo siempre intento reternerlo todo -prefiero la muerte al olvido-,...»

«Y, ay, qué libros descubrí durante aquellos primeros días embriagadores. Aún hoy, la mera enumeración de sus títulos me trae lágrimas a los ojos. Recítelos usted, pues, dígalos lentamente, en voz alta, y le irán rompiendo el corazón: Oliver Twist. Huckleberry Finn. El gran Gatsby. Alicia en el país de las maravillas. Peter Pan. (...)

Mi devoración, al principio, era tosca, orgiástica, descentrada, cochina -me daba igual emprenderla a mordiscos con Faulkner que con Flaubert-, pero pronto empecé a percibir sutiles diferencias. Me di cuenta, al principio, de que cada libro poseía un sabor distinto -dulce, amargo, agrio, agridulce, rancio, salado, ácido-, y según fue pasando el tiempo y mis sentidos ganaban en agudeza, llegué a captar el sabor de cada página, de cada frase y, finalmente, de cada palabra: todas traían consigo una ordenación de imágenes, representaciones mentales de cosas que yo desconocía por completo, dada mi limitada experiencia del llamado mundo real: rascacielos, puertos, caballos, caníbales, un árbol florecido, una cama sin hacer, una mujer ahogada, un muchacho volador, una cabeza cortada, siervos de la gleba que levantan la cabeza al oír el aullido de un idiota, el silbido de un tren, un río, una balsa, el sol entrando al sesgo en un bosque de abedules, la mano que acaricia un muslo desnudo, una choza en la junga, un monje que se muere.»

Sam Savage
Fragmentos de "Firmin"

Pintura: Alexi Zaitsev

martes, 4 de octubre de 2011

...todo son pulgas

A perro flaco

Hace unos días os contaba sobre el cortometraje que está preparando un grupo de estudiantes de la ESCAC titulado A PERRO FLACO.

Pues bien, ahora tienen nueva página para promocionar el inminente rodaje, a la que espero que le déis un vistazo ¡y algo más! (Seguro que siempre habéis deseado convertiros en mecenas, jeje...)

Como todo buen proyecto, A PERRO FLACO nace de la ilusión y la voluntad de narrar una A perro flacohistoria, sin embargo y como ocurre con todo en este mundo para llevarlo a cabo no basta con el amor al arte, hace falta dinero, así que ojalá que os interese el proyecto y que estéis dispuestos a echar un cable, comprando una camiseta original o con una mínima aportación ¡gracias!

Más información aquí: Verkami

martes, 27 de septiembre de 2011

El Mar de John Banville III



«El pasado late en mi interior como un segundo corazón.»

«Entonces, cuando éramos jóvenes, gran parte de la vida era quietud, o eso parece ahora; una permanente quietud, una vigilancia. Espérabamos en nuestro mundo, aún no formado, escrutando el futuro...»

«Hay momentos en que el pasado posee una fuerza tan poderosa que parece que podría aniquilarte.»

«¿Acaso la mayoría de hombres no se sienten decepcionados con su destino, languideciendo en sus cadenas con callada desesperación?»

«Qué pequeño recipiente de tristeza somos, navegando en este apagado silencio a través de la oscuridad del otoño.»

John Banville
Fragmentos de El Mar (The Sea, 2005)

jueves, 22 de septiembre de 2011

Gracias chicos

REM

"Un hombre sabio dijo: la gran habilidad para ir a una fiesta es saber cuándo es el momento de irse"
, dijo anoche Michael Stipe en un comunicado colgado en la web de R.E.M. con el que se anunciaba la separación tras 31 años de la banda que lidera. Eran cuatro párrafos, uno firmado por todo el grupo, y los otros tres por el bajista Mike Mills, el cantante Michael Stipe y el guitarrista Peter Buck.

Son los tres fundadores del grupo que continuaban después de que el batería Bill Berry abandonase el grupo en 1997, dos años después de sufrir un derrame cerebral en pleno concierto de la banda en Lausana, Suiza.

Inciden los cuatro en sus mensajes en los mismos argumentos: son amigos y siempre lo serán; han llegado mucho más lejos como banda de lo que nunca imaginaron y ahora se sienten sin ganas de continuar porque ya no saben que hacer. Estarían engañando a sus fans. Tras tanto tiempo juntos no es fácil, pero es lo único honrado.

REM

La verdad es que hacía ya bastantes años que R.E.M. habían perdido la trascendencia cultural que una vez tuvieron. Que fue enorme. Son la banda básica para entender el acceso del rock alternativo a los estadios. No solo lo lograron antes que nadie -en 1988, su quinto disco, "Document", fue el primero de su carrera que vendió un millón de copias-, sino que tras firmar por la multinacional Warner consiguieron en 1991 convertirse en la banda de rock más importante del planeta con "Out of time", su séptimo álbum. Y entretanto, nadie fue capaz de reprocharles nada.

Se les considera los creadores de un modelo, el de la gestión inteligente del éxito.
De un éxito conseguido sin concesiones artísticas, que la mayoría de las bandas alternativas que les siguieron quisieron imitar. Fueron el modelo de Sonic Youth, de Radiohead y de Nirvana. Cobain estaba obsesionado con ellos, envidiaba la aparente facilidad con la que Stipe manejaba la fama.

Out of timeAutomatic for the people

Hay que entender que R.E.M. nació a principios de los ochenta. Eran un grupo de rock estadounidense cuando lo que se llevaba era el pop británico de Wham!, Culture Club o Duran Duran. Frente a la frivolidad, los sintetizadores y el pop de colorines ellos apostaban por las guitarras cristalinas del folk pop de los sesenta, las letras crípticas de Stipe y el compromiso político. Pioneros del rock de buenas intenciones, pregonaron las virtudes de la ecología con una oficina sostenible en su ciudad, Athens, una urbe universitaria del Estado de Georgia en la que siempre mantuvieron su cuartel general. Se aseguraron de mantener el control creativo sobre su obra, en una época en la que los grandes eran marionetas de sus sellos, tomaron partido por los demócratas en medio de la era Reagan, eran pacifistas y mantenían un estrecho contacto con sus fans.

Este es un modelo que ahora resulta familiar, pero que ellos crearon. Cuando el resto de las bandas de éxito, ya fueran Van Halen o Whitney Houston, aprovechaban sus primeros beneficios para comprarse un descapotable, ellos lo usaron para contratar un abogado que defendiera sus derechos. Cuando triunfaron con "Out of time", el disco que contenía su gran éxito "Losing my religion", y otros cuatro sencillos y vendió 16 millones de copias, aseguraban que lo que les había guiado era crear un clásico. Y todo el mundo les creyó y les aplaudió. Eran honrados y decentes.



Con el éxito, el ambiguo Stipe salió del armario y se convirtió en un personaje del corazón. Buck, la otra mitad creativa, se dedicó a producir a bandas pequeñas, esos "grupos de chicos de 19 años que quieren cambiar el mundo", de los que habla en su comunicado. Las ventas eran decentes, sacaban un álbum cada dos años que no era muy bueno, pero tampoco malo, giraban y, finalmente, se convirtieron en unos señores de 50 años que hacían música intrascendente. Su último disco, "Colapse into now", se publicó en primavera. Era posiblemente su mejor esfuerzo de la última década. Ahora preparaban el enésimo recopilatorio, que será póstumo.

Fuente: elpaís


Escuchar y ver una selección aquí: R.E.M. en 10 canciones

lunes, 19 de septiembre de 2011

Poemas del Milenio XXIX



ORIENTE

Manuel Machado (1874-1947)


Antonio, en los acentos de Cleopatra encantado,
la copa de oro olvida que está de néctar llena.
Y, creyente en los sueños que evoca la sirena,
toda en los ojos tiene su alma de soldado.

La reina, hoja tras hoja, deshojando sus flores,
en la copa de Antonio las deja dulcemente...
Y prosigue su cuento de batallas y amores,
aprendido en las magas tradiciones de Oriente...

Detiénese... Y Antonio ve su copa olvidada...
Mas pone ella la mano sobre el borde de oro,
y, sonriendo, lenta hacia sí la retira...

Después, siempre a los ojos del guerrero asomada,
sella sus gruesos labios con un beso sonoro...
Y da la copa a un siervo, que la bebe y expira...

(de Alma, 1902)

viernes, 16 de septiembre de 2011

Apocalipsis Barcelona

Los últimos días

Los hermanos Àlex y David Pastor, surgidos de la ESCAC (Escuela Superior de Cine y Audiovisuales de Catalunya), debutaron en el largometraje con Carriers (Infectados), una producción cien por cien americana. Antes, Alex, había cosechado varios premios con su corto de graduación La Ruta Natural; entre otros, el premio del Festival Internacional de Sundance al mejor cortometraje.

Ahora están preparando su segundo trabajo, titulado Los últimos días, una historia apocalíptica que tendrá lugar en Barcelona. Esta vez el apocalipsis, tan en boga en los últimos tiempos (como es habitual en época de crisis), tiene como protagonista una extraña forma de agarofobia, que obliga a la población a vivir encerrada sin salir al exterior.

He visto el teaser y el cartel y tiene muy buena pinta. A ver qué os parece el multipremiado corto La Ruta Natural, ¡a mí me encanta!

jueves, 15 de septiembre de 2011

El Mar de John Banville II

KoFong Hsia

«Sí, esto es lo que imaginaba que era la edad adulta (...), un estado de tranquilidad, en el que no quedaba nada de la apenas soportable y brutal inmediatez de la infancia, donde todas las cosas que me habían desconcertado de pequeño quedaban resueltas, todos los miserios se aclaraban, todas las pregunas se respondían, y los momentos transcurrían gota a gota, casi sin darte cuenta, gotas doradas una tras otra, hacia el descanso eterno y definitivo, casi sin darte cuenta.

Naturalmente, había cosas que el chaval que yo era entonces no se habría premitido prever (...). La pérdida, el dolor, los días sombríos y las noches de insomnio...»


John Banville
Fragmento de El Mar (The Sea, 2005)

Ilustración: KoFong Hsia

miércoles, 14 de septiembre de 2011

El Mar de John Banville

Ishikawa Toraji

«...Cuando vuelvo la vista atrás me doy cuenta de que la mayor parte de mis energías se dedicaron siempre a la simple búsqueda de cobijo, de comodidad, de, sí, lo admito, un rincón acogedor (...) Esconderme, protegerme, guarecerme, eso es lo único que realmente he querido siempre, amadrigarme en un lugar de calor uterino y quedarme allí encogido, oculto de la indiferente mirada del sol y de la severa erosión del aire.»

John Banville
Fragmento de
El Mar (The Sea, 2005)

Ilustración: Ishikawa Toraji

martes, 13 de septiembre de 2011

Poemas del Milenio XXVIII

Jun Kumaori

TÚ ME QUIERES BLANCA
Alfonsina Storni (1892-1938)

Tú me quieres alba,
me quieres de espumas,
me quieres de nácar.
Que sea azucena
sobre todas, casta.
De perfume tenue.
Corola cerrada.

Ni un rayo de luna
filtrado me haya.
Ni una margarita
se diga mi hermana.
Tú me quieres nívea,
tú me quieres blanca,
tú me quieres alba.

Tú que hubiste todas
las copas a mano,
de frutos y mieles
los labios morados.
Tú que en el banquete
cubierto de pámpanos
dejaste las carnes
festejando a Baco.
Tú que en los jardines
negros del Engaño
vestido de rojo
corriste al Estrago.
Tú que el esqueleto
conservas intacto
no sé todavía
por cuáles milagros,
me pretendes blanca
(Dios te lo perdone),
me pretendes casta
(Dios te lo perdona),
¡me pretendes alba!

Huye hacia los bosques;
vete a la montaña;
límpiate la boca;
vive en las cabañas;
toca con las manos
la tierra mojada;
alimenta el cuerpo
con raíz amarga;
bebe de las rocas;
duerme sobre escarcha;
renueva tejidos
con salitre y agua;
habla con los pájaros
y lévate al alba.
Y cuando las carnes
te sean tornadas,
y cuando hayas puesto
en ellas el alma
que por las alcobas
se quedó enredada,
entonces, buen hombre,
preténdeme blanca,
preténdeme nívea,
preténdeme casta.

(de El dulce engaño, 1918)

Ilustración: Jun Kumaori

viernes, 2 de septiembre de 2011

A perro flaco...

Zarpas Films

Elije una carrera. Acaba esa carrera. Busca un trabajo. Mantén ese trabajo. Consigue que te paguen. Cómprate un coche. Ahorra. Busca piso. Independízate. Paga el alquiler. Se responsable. Asciende. Enorgullece a tu madre. Encuentra un marido. Cásate. Ten hijos. Fórjate un futuro. ¡Defínete una vida!

¿Abrumado? Pues imagínate irte acercando a los treinta y no tener nada de eso.

Ese es el caso de Leo, la protagonista de A PERRO FLACO. Una comedia juvenil, chispeante y fresca que nos habla de algo muy presente en nuestra generación: cómo dejar de ser unos niños y pasar a formar parte del complejo mundo de los adultos. A PERRO FLACO nos propone una sencilla historia que, sin embargo, es universal.

Leo tiene 25 años, vive en Barcelona, sale con un chico con el que realiza su proyecto final de carrera y tiene un buen trabajo, o eso es lo que hace creer a su exigente madre, María, que parece tener más cosas en común con su perro Roni que con su propia hija.

Sin embargo, María se va de viaje y no tiene más remedio que dejarle a Roni a su cargo. Leo tendrá la oportunidad de demostrarle, y demostrarse a sí misma, que es capaz de hacer las cosas bien. Pero “a perro flaco todo son pulgas”, y Roni se pierde por las calles de Barcelona. Leo quedará atrapada entre el miedo de decepcionar a su madre y la necesidad de solucionar sus problemas, y por tanto deberá afrontar sus limitaciones y tomar decisiones en una frenética cuenta atrás...

A PERRO FLACO es un proyecto de cortometraje de final de carrera de un grupo de estudiantes de la Escuela Superior de Cine y Audiovisuales de Cataluña, la ESCAC, que se encuentra en fase de preproducción y que será rodado en 35 mm, los días del 16 al 26 de Septiembre, en la ciudad de Barcelona.

Laura Ferrés, la Directora, es una persona con unas ideas muy claras y a la que le gusta implicarse totalmente en sus proyectos, narrándonos historias cercanas y conocidas en las que ella misma se sienta cómoda porque sabe de lo que habla. Además, nos ofrece un tipo de relato con mucho más trasfondo del que podemos ver a simple vista, y con una psicología de personajes más elaborada de lo habitual.

¡Estoy segura de que va a ser un gran trabajo! Más información y APOYO aquí:
Lánzanos


Ilustración: Zarpas Films

martes, 30 de agosto de 2011

En record del Mixitu

Adeu Mixitu

En recuerdo de Mixitu y de todos los seres queridos que ya no están con nosotros, esta preciosa canción de Lluis Llach, Laura...



Y hoy que puedo escribirte una canción
recuerdo cuando llegaste
con el misterio de los sencillos,
inquietos los ojos, el cuerpo altivo.
Con la sonrisa de tus dedos
llenaste mis acordes
con cada nota de tu nombre, Laura.

Me es muy difícil recordar
cuantos escenarios han vivido
nuestra angustia por el hoy,
nuestra alegría por el mañana...
En casa, entre tantos compañeros,
o en un triste exilio allende el mar
nunca ha faltado tu aliento, Laura.

Y si el azar te lleva lejos
que los dioses guarden tu camino,
que te acompañen los pájaros,
que te acaricien las estrellas.
Y en un rincón de esta voz
mientras pueda hacerla oír
siempre estará escondido tu sonido, Laura.

(Campanades a morts, 1977)
© Edicions l'Empordà

viernes, 27 de mayo de 2011

Poemas del Milenio XXVII

Jorge Luis Borges

EL OTRO
Jorge Luis Borges (1899-1986)


En el primero de sus largos miles
De hexámetros de bronce invoca el griego
A la ardua musa o a un arcano fuego
Para cantar la cólera de Aquiles.
Sabía que otro –un Dios- es el que hiere
De brusca luz nuestra labor oscura;
Siglos después diría la Escritura
Que el Espíritu sopla donde quiere.
La cabal herramienta a su elegido
Da el despiadado dios que no se nombra:
A Milton las paredes de la sombra,
El destierro a Cervantes y el olvido.
Suyo es lo que perdura en la memoria
Del tiempo secular. Nuestra la escoria.

(de El otro, el mismo, 1964)

jueves, 26 de mayo de 2011

Bienvenido a casa Elvis

Elvis

¡
Bienvenido a casa Elvis !




Y aquí están mis dos chicos, porque "para mantener una verdadera perspectiva de lo que valemos, todos deberíamos tener un perro que nos adore y un gato que nos ignore." (D. Bruce)

lunes, 23 de mayo de 2011

Indignados

Barcelona Plaça Catalunya 20 Mayo 2011

Y más indignados aún tras el triunfo aplastante del PP...

Barcelona Plaça Catalunya 20 Mayo 2011

EL MIEDO GLOBAL
Madrid Puerta del Sol Mayo 2011
Los que trabajan tienen miedo de perder el trabajo.

Los que no trabajan tienen miedo de no encontrar nunca un trabajo.

Quien no tiene miedo al hambre, tiene miedo a la comida.

Los automovilistas tienen miedo de caminar y los peatones tienen miedo de ser atropellados.

La democracia tiene miedo de recordar y el lenguaje tiene miedo de decir.

Los civiles tienen miedo a los militares, los militares tienen miedo a la falta de armas, las armas tienen miedo a la falta de guerras.

Es el tiempo del miedo.Barcelona Plaça Catalunya 20 Mayo 2011

Miedo de la mujer a la violencia del hombre y miedo del hombre a la mujer sin miedo.

Miedo a los ladrones, miedo a la policía.

Miedo a la puerta sin cerradura, al tiempo sin relojes, al niño sin televisión, miedo a la noche sin pastillas para dormir y miedo al día sin pastillas para despertar.

Miedo a la multitud, miedo a la soledad, miedo alo que fue y a lo que puede ser.

Miedo de morir, miedo de vivir.

Anónimo

jueves, 19 de mayo de 2011

Burning Love



BURNING LOVE (1972)
Autor Dennis Linde



Versión de Loquillo y los Trogloditas para el programa especial dedicado a Elvis en la serie de TV "Qué noche la de aquel año" (1987), con una letra bien curiosa...

miércoles, 18 de mayo de 2011

Poemas del Milenio XXVI

Amy Blackwell

CANCIÓN DE INVIERNO
Juan Ramón Jiménez (1881-1958)

Cantan. Cantan.
¿Dónde cantan los pájaros que cantan?

Ha llovido. Aún las ramas
están sin hojas nuevas. Cantan. Cantan
los pájaros. ¿En dónde cantan
los pájaros que cantan?

No tengo pájaros en jaulas.
No hay niños que los vendan. Cantan.
El valle está muy lejos. Nada...

Yo no sé dónde cantan
los pájaros --cantan, cantan--,
los pájaros que cantan.

(«Canciones», de La frente pensativa, 1911-1912)

Ilustración: Amy Blackwell

miércoles, 11 de mayo de 2011

Los chicos están bien

Hmphrey BogartCary GrantJames Stewart

Marlon BrandoFred AstaireHenry Fonda

Clark GableJames CagneySpencer Tracy

Charles ChaplinGary CooperGregory Peck

John WayneLaurence OlivierGene Kelly

Orson WellesKirk Douglas

James DeanBurt Lancaster

Marx BrothersBuster KeatonSidney Poitier

Robert MitchumEdward G. Robinson

William HoldenLista de las 25 estrellas masculinas más importantes del cine clásico de Hollywood según la clasificación del American Film Institute:

Humphrey Bogart, Cary Grant, James Stewart,
Marlon Brando, Fred Astaire, Henry Fonda,
Clark Gable, James Cagney, Spencer Tracy,
Charlie Chaplin, Gary Cooper, Gregory Peck,
John Wayne, Laurence Olivier, Gene Kelly,
Orson Welles, Kirk Douglas,
James Dean, Burt Lancaster,
Los hermanos Marx, Buster Keaton, Sidney Poitier,
Robert Mitchum, Edward G. Robinson,
William Holden