viernes, 3 de septiembre de 2010

Fashion victims

David Vela

Tengo un poco descuidada la serie dedicada a los refranes o locuciones, así que hoy lo voy a compensar con dos por el mismo precio; ambos proceden de la zona castellano-leonesa y dicen así:

1 - GATO CON GUANTES NO CAZA RATONES:

Significa que para hacer bien alguna faena no es conveniente llevar adornos que nos estorben o cosas innecesarias que dificulten su correcta ejecución. En particular se usa para criticar a los que se arreglan demasiado para un trabajo.

De este popular refrán existen varias formas alternativas:

- "Gato con guantes no caza" (así lo recoge Miguel Delibes)
- "Gato con guantes no caza ratón"
- "Gato con guantes no caza, pero amenaza" (disculpando el uso de los adornos innecesarios)

2 - HASTA LOS GATOS QUIEREN ZAPATOS:

Este es el comentario que reciben aquellos con pretensiones exageradas, que no se corresponden ni con sus méritos ni con su condición.

La señora María Moliner dice, en su Diccionario de Uso del Español, que HASTA LOS GATOS GASTAN [QUIEREN] ZAPATOS es una "frase con que se comenta que alguien pretende cosas que corresponden a mayor edad o mejor situación que las suyas".

El Diccionario de la Real Academia Española dice que HASTA LOS GATOS TIENEN ROMADIZO o TOS son expresiones coloquiales usadas "para reprender a quienes hacen ostentación de cualidades que no les son propias".

Steven Meisel

Al igual que los guantes y zapatos, los gatos, por su elegancia, son a menudo complementos ideales para la fotografía de moda. En esta fusión, a menudo el gato adquiere relevancia sobre el modelo y lo "viste" casi tanto como las prendas que se publicitan.

Esto se puede observar ya desde los primeros años de la fotografía de moda, en trabajos de algunos fotógrafos como el elegantísimo John Rawlings, el cual perteneció a la élite de fotógrafos de moda durante treinta años, con sus maravillosas fotografías para Vogue o Glamour.

John RawlingsMiles Aldridge

Otro de los grandes, Tim Walker, aprendiz con Cecil Beaton y Richard Avedon, y uno de los fotógrafos más personales y atípicos del panorama actual, utiliza la imagen del persa para sus fotografías, de las que cabe recordar la de gatos pintados de colores pastel, tan llamativas como bucólicas.

Tim Walker

También han utilizado modelos felinos el neoyorkino Steven Meisel, famoso por su colaboración con Madonna en su libro SEX, y en cuyas imágenes siempre encontramos referencias al cine, al arte y a toda clase de tendencias culturales, por polémicas que estas puedan ser, y el extravagante Miles Aldridge, reconocido por sus fotografías ultra-nítidas, artificiosas y detallistas que seducen por unos personajes que parecen habitar, en estado de alienación constante, un mundo de ficción, congelado y estático.

Ilustración: David Vela

Fotografías: Steven Meisel, John Rawlings, Miles Aldridge y Tim Walker

Fuente: La curiosidad mató al gato

5 comentarios:

Lola Mariné dijo...

Desde luego, si hay un gato en una foto, se lleva todo el protagonismo.
Bonita entrada.
saludos.

Cati dijo...

Cierto, es imposible apartar los ojos. Saludos, Lola.

Ro dijo...

Excelente post como siempre querida Cati.
Gracias

Cati dijo...

Me encanta la fotografía de moda, pero no niego la repulsión que me provocaban las fashion victims. Besitos, Ro, buen finde.

Cuarzo dijo...

Que sabio es el refranero español y que pocas veces se equivoca. Excelente entrada. Felicidades, un beso