martes, 22 de junio de 2010

El siete



El siete (del latín séptem, séptimo) es un número misterioso y mágico. Cósmico y sagrado, el siete es un símbolo recurrente en muchas culturas y que rige aún hoy algunos aspectos de nuestra vida: siete son los días de la semana, siete los colores del arco iris y siete el número de notas musicales. Hay incluso quien dice que los gatos tienen siete vidas. Antes de pasar a un breve y alocado resumen, recomiendo este documento para quién le interese el tema: El siete, número cósmico y sagrado.

El mundo antiguo vió siete maravillas, siete sabios tuvo Grecia y sobre siete colinas se fundó Roma, la ciudad de los siete reyes. Ahora estamos en época de vacas flacas, pero eso ya nos la advirtió el sueño del faraón relatado en el libro del Génesis en el que siete vacas flacas devoraban a siete vacas gordas. Hablando de faraones, la última faraona de Egipto fue la más famosa de las Cleopatras, Cleopatra VII.

En la Biblia hay numerosas referencias, sin ir más lejos, la estructura septenaria del libro del Apocalipsis, que nos cuenta que se abrirán siete sellos antes de que se desate la ira de Dios, que someterá al mundo a siete juicios escoltado por siete ángeles haciendo sonar siete trompetas, para enviar siete castigos sobre los injustos, uffff... La tradición cristiana católica también ha hecho suyo este número. Siete son los pecados capitales que llevan al infierno, y las virtudes cardinales que llevan al cielo, y también los sacramentos para identificar al creyente. Jesús dijo que se ha de perdonar setenta veces siete.

Siete
son también los cielos de la religión islámica, las siete virtudes del bushido -el código de honor del samurai-, los chakras o centros de energía del cuerpo humano y siete también las profecías mayas. Siete brazos tiene la menorah, el candelabro ritual judío. Más tarde, ya con el descubrimiento de América, siete fueron los mares que cruzaban los marinos y aventureros en busca de gloria (por cierto, suman siete los números del año en el cual se descubrió América ¡y siete más la suma de los números del año de la llegada del hombre a la Luna!).

A la literatura y al cine también le gusta, no en vano son siete las artes: el romance de "Los siete infantes de Lara", "Blancanieves y los siete enanitos"; los siete hermanos, las siete hijas del ogro y las botas de siete leguas en "Pulgarcito"; "Los siete cabritillos y el lobo"...

En Hollywood, Bergman abrió "El séptimo sello"; "Siete ocasiones" tuvo Buster Keaton como "Siete mujeres" John Ford. Siete asesinatos cometió Kevin Spacey en "Seven" y siete fueron los magníficos, los samuráis, y las novias de los siete hermanos.

Y como es imposible ser exhaustiva, para terminar con el siete, un refrán: "Cinco no son montón, pero siete ya lo son. El año siete toma la capa y vete"; unos versos de Lorca: "Con siete ayes clavados,/dónde irán/los cien jinetes andaluces/del naranjal?" y una leyenda, la de La Cueva de Salamanca, bajo la Plaza de Carvajal, lugar de un viejo culto nigromántico relacionado con la presencia del Demonio, donde a la luz de una vela incombustible, éste impartía clases de adivinación y otras artes diabólicas, durante siete años, a siete estudiantes, de los que uno, como pago obligado por las lecciones dictadas, se quedaba en poder del Maligno. ¡Y además yo nací en 1997! ¡¡MHUAHAHAHAHAHAAAA!! ¡¡JAAHAHAHAHAHAAAAAA!!

Escuchar: Ennio Morricone, The Magnificent Seven

6 comentarios:

Cuarzo dijo...

Muy curioso lo que da de si el numero siete, tambien el siete sera Villa en tu equipo. la foto de los gatitos es muy graciosa.
Interesante articulo. Un beso, o mejor siete.

Cati dijo...

Pues hay muchas más certezas y no sé si meras coincidencias relacionadas con el 7 ¡Seguiré informando! Muas, muas, muas, muas, muas, muas, muas...

Ro dijo...

Fascinante... ¡viva el siete!

cariños
Ro

Cati dijo...

¡Viva!

Anónimo dijo...

Saludos con un miau arropador.
Al igual que tu fascinación por los gatos, la mía por este número en cuestión.
Me siento muy ligado a él pues las iniciales de mí nombre y apellidos lo configuran en catalán (Set = Siete)y siempre me ha acompañado en mi vida de una forma muy especial. No sé si es pura coincidencia o mía la atribución aunque me preguntaba si cabía algun tipo de explicación. Saludos a todos, el siete es la solución.

Cati dijo...

Saludos, anónimo SET, ¿el siete es la solución a qué?