viernes, 12 de marzo de 2010

Sobre la infancia



La infancia nos llena la cabeza de luciérnagas
de polvo las rodillas y los ojos nos cubre
dulcemente. La infancia nos llena las manos
de globos y limosnas; la boca, de pitos y azucenas
y nos cubre las espaldas con sus plumas de cigüeña.
En la infancia son monarcas los ratones y los dientes.
¡Oh la infancia, la hora blanca del reloj,
el tierno silabario, el bonete de los ángeles y el duende!
Uno se siente nuevo, herido por un corcho,
muerto heroicamente sobre un caballo de madera:
amo mi infancia, mi corazón en pantalones cortos.

Alejandro Romualdo

Escuchar: Rosa León, El brujito de Gurugú

4 comentarios:

Cuarzo dijo...

Bonita foto, el gato me recuerda a mi amigo el cabezon...

Un beso, preciosa.

Ro dijo...

Cuántos recuerdos evoca Alejandro Romualdo, y mas y mas...

Emotiva entrada, un beso
Ro

Cati dijo...

Sí, jaja, le da un aire... Besos, guapo.

Cati dijo...

Descubrí por casualidad el poema y me encantó. Un beso.