martes, 29 de septiembre de 2009

Y Dios creó a la mujer

Qué linda gatita...
Ayer cumplió 75 años una de las sex symbols más importantes en el cine de los 50 y 60 y un icono de la Francia del siglo XX, la inolvidable BB.

La filósofa existencialista Simone de Beauvoir le dedicó el ensayo El síndrome de Lolita (1959), alabando su aspecto de mujer liberada sexualmente y ajena a las reglas, y el propio Charles de Gaulle dijo que ella era "la exportación francesa más importante junto a Renault".

Con apenas 15 años conoció a un joven guionista y ayudante de dirección, Roger Vadim, con quien vivió su primer y apasionado amor. Ella quería casarse antes de los 18 años y su padre se lo impidió: el día en que Roger fue a pedirle la mano, el padre de Brigitte lo esperó con un revólver en su escritorio y lo echó de su casa. Finalmente se casaron en 1952 y al año siguiente, ella ya era una estrella de moda.

A principios de los 60 ya cobraba cerca de un millón Divinade francos por rodar su primer película protagónica, dirigida por su marido, Y Dios creó a la mujer (1956), que significó su consagración y también el fin de su matrimonio.

A los 39 años se retiró del cine y se recluyó en su finca llamada "La madrague" (=la madriguera, el cau,...), consagrando su dinero y su carisma a la defensa de los animales.

En el momento de su retirada, había filmado 46 películas, grabado algunos discos, y había sido fotografiada unas 60 mil veces, según he leído por ahí (me resulta difícil creer que esto se pueda contabilizar). Sus gestos, tan personales, estaban llenos de una sensualidad diferente, que no dejaba a nadie indiferente, fuera hombre o mujer. Brigitte representó un movimiento hacia la libertad femenina que acaparó los años 60 en Francia.
Pero, a pesar de su gran éxito, BB siempre se sintió sola, tenía una gran necesidad de afecto que la llevó a padecer desgarradoras depresiones que ocasionalmente la llevaron a intentar varias veces quitarse la vida.
Cuando cumplió 50 años dijo: "Lo difícil no es vivir; lo difícil es sobrevivir". Para entonces los animales llenaban su vida. En 1976 creó la Fundación Brigitte Bardot para la protección de los animales en peligro, siendo actualmente una de las más influyentes activistas de ese movimiento.

Te dejo con la celebérrima canción "...Je t'aime... moi non plus", compuesta para ella por uno de sus amores, el chico malo de la canción francesa Serge Gainsbourg. Aunque originalmente fue grabada con Brigitte, fue lanzada con otra vocalista femenina, Jane Birkin, futura pareja de Gainsbourg. Dicen que los sonidos del orgasmo fueron simulados...

martes, 22 de septiembre de 2009

Escritores superstars 2

video

miércoles, 16 de septiembre de 2009

People who died

Los grasientos

People who diedEl lunes pasado falleció el actor Patrick Swayze, el protagonista de las famosas "Ghost" y "Dirty Dancing".

Lo recordaré especialmente por su primer papel cinematográfico en una de mis películas favoritas, la hermosa "Rebeldes" (The Outsiders, 1983) de Francis Ford Coppola, donde compartía protagonismo con Emilio Estevez, Rob Lowe, C. Thomas Howell, Matt Dillon, Ralph Macchio y Tom Cruise, una nueva generación de actores conocida entonces como el "brat pack" (atajo de mocosos). Patrick también destacó en aquella fantástica serie de televisión, "Norte y Sur", (North and South, 1985) un drama ambientado en la Guerra de Secesión.
Jim Carroll
Y el viernes anterior, nos dejó también Jim Carroll, poeta y músico punk, conocido sobre todo por su libro autobiográfico "The Basketball Diaries" (1978), donde contaba su adolescencia como estrella del baloncesto en un selecto colegio de Manhattan y su posterior caída en el infierno de las drogas.

Animado por su amiga Patti Smith formó una banda con la que editó varios discos, entre ellos el icónico "Catholic Boy" (1980).

Os dejo con "People Who Died", el vídeo de tal vez su canción más famosa y que incluye escenas de la adaptación cinematográfica de la novela de Carroll, traducida en España con el poco apropiado título de "Diario de un rebelde" (1995) e interpretada por un jovencísimo Leonardo DiCaprio.

Descansen en paz...

martes, 15 de septiembre de 2009

Gato encerrado

Amo encerrado

En multitud de ocasiones, utilizamos expresiones que literalmente no significan lo que realmente se quiere expresar con ellas, pero el "otro significado" de estas frases hechas está tan arraigado dentro de la sociedad, que se usan diariamente y de forma coloquial.

En nuestro caso, los dichos y refranes populares son la prueba fehaciente de que el gato está inscrito en la cultura del lenguaje de una forma ancestral e indiscutible. Rara es la lengua que no hace referencia a este animal, bien para ponderar alguna de sus cualidades, bien para satanizar, una vez más, su lado incomprendido y misterioso. Veamos otra:

AQUÍ HAY GATO ENCERRADO

El origen parecer estar en la costumbre, durante la Edad Media, de llevar ocultos entre la ropa monederos fabricados con cuero de gato, a los que se llamaba popularmente “gatos”, recibiendo este nombre tanto la bolsa propiamente dicha como su contenido. Siendo "gatos", pues, que encerraban riquezas desconocidas, el significado de esta expresión realmente lo que quería decir era “buena bolsa (dinero) ha de estar oculta”, mientras que ahora se emplea para decir cuando se sospecha de que hay algo oscuro o alguien esconde un secreto.


miércoles, 2 de septiembre de 2009

Astrogatos

Astrocat
Aunque ya terminaron las celebraciones por la llegada del hombre a la Luna, yo sigo con el tema porque en este blog no podía faltar un homenaje a aquellos animales que contribuyeron a abrir el camino a los viajes espaciales: todo el mundo ha oído hablar de la perrita Laika, el primer ser vivo que viajó a la Luna en 1958, pero ¿qué hay de Félix?

En octubre de 1963, los franceses pusieron en órbita al primer gato de la historia. A pesar de ser una hembra, la llamaron Félix, había sido recogida de las calles de París y fue seleccionada entre otros trece aspirantes.

El despegue se hizo a bordo de una estrecha cápsula acoplada al cohete Veronique 47, desde una base situada en Argelia. Cuando la cápsula se encontraba a 130 millas de altitud, se separó del cohete y se dispuso a tomar tierra mediante paracaídas. En todo momento, una serie de Félix en un sello de las Islas Comoreselectrodos en el cerebro de la gata transmitían sus impulsos neurológicos a la base, hasta que pudo aterrizar sana y salva, no como la pobre Laika, que murió axfisiada. La prensa británica del momento la bautizó con el nombre de “Astrocat”.

Meses después, los franceses volvieron a lanzar a otro gato al espacio, en esta ocasión con menos suerte para el minino, pues no volvió para contarlo.

Así que ya ves: también los animales tienen su rinconcito en el espacio y en la historia de la humanidad. Si no fuera por ellos, hoy no tendríamos ni canal satélite digital, ni meteosat ni estación espacial, por poner algunos ejemplos y ni mucho menos habríamos llegado a la Luna.


Artículo relacionado: Lunáticos y selenitas