martes, 19 de mayo de 2009

Volar es para pájaros

Angelito
Aunque circulan por ahí leyendas y fotos de gatos con alas, me temo que los gatos no pueden volar: volar es para los pájaros.

No obstante no poder volar, los gatos, como la mayoría de los felinos, poseen una extraordinaria agilidad para su relación tamaño/peso corporal.

Se han observado gatos dar saltos de más de 3,5 metros de altura y brincar desde una pared a un techo de más o menos la misma longitud sin más esfuerzo que contraer sus patas traseras para, con un efecto de resorte, desplegar la energía necesaria para realizar estas proezas físicas.

Dotado de una musculatura muy potente, el gato hace gala de una fuerza considerable con relación a su peso, lo que explica sus saltos a alturas impresionantes (hasta cinco veces su altura y seis veces su longitud), algo así como si un atleta olímpico doblase el récord mundial de salto de longitud.



In memoriam Hilario Camacho (1948-2006)

2 comentarios:

Cuarzo dijo...

Efectivamente volar no es para gatos, como dice el refran zapatero a tus zapatos.
Alguna vez queremos ser lo que no somos y pasa lo que pasa.
Un beso gatita tkm.

blumun dijo...

Me encantan los gatos, y si, son seres muy poco pelotas. Les gusta mandar.
Supongo que cuando sueñen los gatos, volaran...
Saludos:)